mi estilo de trabajo en las consultas

Dani, ¿en cuántas sesiones voy a lograr esto?... Mi respuesta es: Depende! NO es lo mismo tomar consultas porque tu interés es sanar una herida profunda, porque quieres dejar un amor que has identificado como tóxico, porque necesitas acompañamiento en un momento difícil o demandante de tu vida, que porque quieres conocerte profundamente y vivir más alineada con tu deseo.


Sea cual sea tu necesidad o interés, el número de sesiones “depende”; no creo que nadie pueda “asegurar” que en un número tal vas a haber sanado, superado o logrado exactamente algo. La experiencia me ha enseñado un “aproximado” que NO es ley porque cada mujer es un mundo, un ritmo; los psicoanalistas -o terapeutas- NO somos magos ni podemos hacer “promesas” o "asegurar” a la ligera (ojo cuando leas estas promesas en alguien que propone un trabajo para el alma).

 

UNA consulta te puede ayudar a “ver” cosas, a hacer algunos “clicks”, e incluso a sentirte “aliviada” pero salvo que te veas con una psicoanalista o terapeuta con superpoderes -o tú los tengas-, es difícil que logres sanar una herida profunda con un solo encuentro; tal vez tomes el impulso para dejar el amor tóxico, fabuloso! pero necesitarás constancia, disciplina y  acompañamiento en alguna medida, para mantener tu decisión y-o atravesarla de la manera más amable que puedas.


TRES consultas pueden ayudarte a hacer una conexión un poco más profunda contigo, a hacerte una idea de lo que te pasa, a encontrar algunos por qué, algunos cómo, a conectar un poco con la práctica de escucharte.

 

En mi experiencia, es el trabajo SOSTENIDO en el tiempo (porque quieres y ves que te hace BIEN) el que da mejores resultados a largo plazo. Y ¿qué son “buenos” resultados cuando hablamos de “Alma”? Que una mujer logre estar más a gusto con quien es, que defina lo que puede y quiere cambiar de ella, de su vida, lo que no puede aunque quiera, que conecte con una “solución “ , con su propia “caja mágica” que la ayudará a enfrentarse mejor a distintos dolores y situaciones de la vida (porque vendrás miles!), que descubra cuál es su deseo más profundo , su “piedra” en el camino e incluso su amor por esa “piedra”; que “vea” su luz más brillante y su sombra más oscura... Un trabajo ASÍ, desde MI experiencia personal y clínica lleva mínimo 1 año

con un mínimo de una sesión al mes; a veces mucho más; a veces tres o cuatro años (en mi caso, tenía heridas que me dolían mucho; además quería nadar profundo en mi alma para poder acompañar a otras almas desde un lugar real, explorado a fondo, llevo 17 años de encuentros con mi analista con épocas en las que me atendía tres veces por semana, épocas en las que me atendía cada quince días, épocas en las que dejé de verla por un año o dos)

Por mi propuesta, suelen conectar conmigo mujeres que son conscientes del tiempo que su alma merece y necesita; a muchas de ellas las acompaño por varios años y seguramente el ritmo de encuentros cambia y a veces paran por algunos meses o no; con esto queda claro que este NO es un espacio para un trabajo express; les transparento con honestidad y claridad que no creo mucho en este tipo de trabajos cuando de “Alma” se trata; que soy una psicoanalista que ha nadado muy profundo en su propia alma, que he acompañado y acompaño a mujeres en su propio viaje pero no soy maga ni puedo asegurar nada más que el trabajo del alma tiene resultados MARAVILLOSOS que NO son instantáneos  cómo dice Clarissa Pinkola, dos o tres años son muy poco en la vida de una mujer... que quiere dedicarse a sanarse o profundizar en ella y aunque este mundo rápido nos quiera vender todo o casi todo instantáneo, yo estoy de acuerdo con Clarissa.

Un abrazo!

Daniela

Daniela Alma 2020, Todos los derechos  están reservados

Este es un espacio auténtico resultado de montones de creatividad, cuidado y amor.